Inicio

Maruris es un blog sobre mascotas. 

Soy Mónica, veterinaria. Convivo con cuatro perros y dos gatos, y desde aquí te hablaré de mascotas desde dos puntos de vista, el personal, y el profesional.  

Maruris es el nombre que le damos a nuestra familia peluda, a nuestro grupo de 6. A los que nos unimos el Sr. X y yo.  Por eso elegí este nombre para el blog.

 

Qué encontrarás en este blog:

Consejos veterinarios para mantener a tu mascota sana.

Alimentación. Por desgracia, no le damos la importancia que se merece. Y no sabes la cantidad de enfermedades que me he encontrado en la clínica por una alimentación deficiente.

Prevencion de enfermedades. No necesita el mismo plan preventivo un chichuahua que sólo pasea por la ciudad, que un pastor alemán que  va al monte varias veces al mes.

Educación y comportamiento. Cómo mejorar tu relación con tu perro o gato y como entender y comunicarte mejor con él. Muchos de los problemas de convivencia que existen hoy en día es porque no entendemos a nuestro peludo. Intentaré explicar los problemas más comunes.

Enriquecimiento ambiental. La salud mental de nuestros bichitos es tan importante como la corporal.

Historias sobre la increíble relación que puede existir entre una persona y un animal.

– Y mucho más.

 

También puedes enviarme un comentario o un email a través del formulario de contacto, si te interesa que hable de algún tema en concreto o quieres comentarme un problema de tu mascota.

 

Aprovecho para presentarte a los Maruris, ¿te apetece conocerlos?

Poden

El perro de las grandes orejas. A pesar de su tamaño, suele hacerse el sordo cuando le interesa. Sus eternas caras de susto y su gran surtido de muecas y caras raras, hacen que se me escape más de una carcajada.

La Gorda

No hace falta decir porqué, verdad?. La recogí sabiendo que tenía hipotiroidismo, aunque no tengo claro del todo que su exceso de kilos se deba exclusivamente a su enfermedad. Su enorme apetito le impide bajar ni un gramo, ha engordado hasta cuando estaba a dieta. Sus chillidos nocturnos y ladridos cada vez que oye un ruido hacen que la convivencia con los vecinos sea mucho más fácil.

Feo

El perrito blanco que está en la alfombra. Era un dormilón empedernido, gruñón y cascarrabias, como buen viejito que era. Me miraba como nunca nadie (persona o animal) me había mirado antes. Como si yo fuese lo más importante en el mundo, y supongo que en cierta manera, para él era así. Lamentablemente murió hace unos pocos meses. Le echo de menos todos los días, pero aunque ya no esté, él sigue estando.

Duna

La ruri original, es la otra perrita marrón. Fue la primera en llegar y la primera y única perra que he tenido que ha destruido un sofá, cuatro móviles, incontables zapatos y zapatillas, algún que otro mueble y un poco mis nervios. Tiene un instinto de caza muy desarrollado, y un lado salvaje que a veces nos hace recordar más a un lobo que a un perro. Pero a pesar de todos los desastres que ha dejado atrás, la queremos igual.

Miausi

El gato más tonto que existe, es el gato gris sobre el sofá. Tiene un problema neurológico y es mucho más lento en relación a un gato normal. Es como un peluche hecho gato. Es la sombra de Rata, le sigue a todas partes. Incluso intenta imitar sus maldades, pero por suerte para todos, sólo lo intenta.

Rata

El último en llegar (de momento). El gato más inteligente y picarón, sus historias me hacen reír todos los días. Sus continuos frotamientos contra piernas, manos, y lo que pille, y sus maullidos pidiendo atención le hacen el gato más adorable. La parte mala, sus continuos intentos de escapismo y su afán por romper cosas. Sin contar con los manotazos que pega a cualquier gato extraño que se cruce en su camino.

 

¿Te animas a seguir leyendo? Aquí te espero.