La leishmania en perros. ¿Qué es?

Hace tres meses nos mudamos a un pueblecito de Alicante con toda la tropa. Nueva casa, nuevos vecinos, y nuevas enfermedades de las que proteger a los ruris.

Pues sí, la Leishmania. Ese parásito en el que no paro de pensar desde que llegamos a estas tierras.

¿Y porqué no me lo quito de mi mente?

Aquí te dejo la oreja de Poden, con pequeñas úlceras.
Se llama “chancro de inoculación”.

Chancro de inoculación de Leishmania
Chancro de inoculación de Leishmania

Es el lugar donde le ha picado el mosquito y le ha transmitido el parásito.

Afortunadamente, de momento no ha manifestado síntomas. Está siguiendo un tratamiento, y a partir de ahora le tendré que hacer análisis cada 6 meses para comprobar que el parásito sigue “a raya”.

Todos mis perros llevan scalibor, y este mes les íbamos a poner la vacuna de la leishmania. Lamentablemente, el collar no ha sido suficiente. Pero Poden es fuerte, y estoy segura de que podremos controlarlo a largo plazo.

 

¿Dónde  se encuentra la Leishmania?

Hace unos años, la leishmania se localizaba sobretodo en la zona de levante, pero con el cambio climático, los mosquitos se están distribuyendo ya casi por toda España, llevando el parásito en su interior y afectando a perros en zonas que hasta hace poco se consideraban seguras.

Si vives en el levante seguro que te la sabes de memoria, pero si aún no la conoces, aquí te hago un pequeño resumen y te dejo un mapa para que compruebes si vives en zona de riesgo.

En unos días, te dejaré un plan preventivo completo para la leishmania, y que con un poco de suerte, no te pase como a nosotros. Porque lamentablemente, hoy en día, no existe ningún preventivo que sea efectivo al 100%.

Mapa de la distribución de Leishmania en España
Mapa de la distribución de Leishmania en España

 

¿Qué es la leishmania?

La leishmania es una enfermedad muy grave causada por un parásito microscópico transmitido por la picadura de un mosquito. Se trata de un flebotomo, un mosquito de pequeño tamaño y vuelo silencioso. Sólo transmiten la enfermedad las hembras, que son las que se alimentan de sangre.

Flebotomo transmisor de la Leishmania
Flebotomo transmisor de la Leishmania

Vive y se reproduce en el interior de las células de su hospedador (perro, gato, personas…)

La forma de transmisión es por la picadura de un mosquito (flebotomo), aunque se han escrito artículos sobre la transmisión de perras infectadas a sus cachorros a través de la placenta.

El mosquito pica y se alimenta de la sangre de un animal infectado. En esa sangre se lleva de regalo unos cuantos parásitos que transmitirá al siguiente animal que pique para alimentarse.

 

¿Qué síntomas produce la leishmania?

Existen dos formas de leishmaniosis, la cutánea, donde los síntomas se manifiestan sobre todo el piel, y la visceral, mucho más grave, que afecta a los órganos internos.

Por lo tanto, puede producir síntomas en casi cualquier órgano del cuerpo.

Síntomas leishmania
Síntomas leishmania

– Aumento de tamaño de los gánglios
– Pérdida de apetito y de peso
– Vómitos y diarreas
– Problemas en la piel, como sequedad, pérdida de pelo, heridas que no curan, etc.
– Enfermedades oculares
– Anemia y alteraciones en la coagulación
– Hemorragias nasales
– Insuficiencia renal
– Cojeras
– Alteraciones en hígado

 

¿Cómo se diagnostica?

Debido a que el parásito puede localizarse en muchos órganos del cuerpo, no siempre es fácil llegar a un diagnóstico.

Amastigotes de Leishmania en el interior de un macrófago
Amastigotes de Leishmania en el interior de un macrófago

– La mayoría de las veces con un análisis de sangre es suficiente para detectar su presencia, ya que detectaremos anticuerpos contra la Leishmania.

– En otras situaciones, se necesitará una muestra del tejido donde sospechamos su presencia (piel, gánglios, médula ósea…) para realizar una biopsia o una citología y “ver” el parásito en el microscopio.

– Y en otras, se necesitará buscar A.D.N. del parásito en esas muestras, en una prueba llamada P.C.R. (Reacción en cadena de la polimerasa).

 

¿Todos los animales afectados muestran los mismo síntomas?

No.
Los síntomas pueden variar de un afectado a otro.
Los hay que muestran todos los descritos anteriormente, hasta los que no presentan ni un solo síntoma.
Depende mucho del sistema inmune de cada animal y de la capacidad que tenga para evitar que el parásito se reproduzca en su cuerpo.

 

¿Cómo saber en qué fase se encuentra mi mascota?

Aparte de las pruebas para el diagnóstico se necesitan otras pruebas para saber qué órganos están afectados y hasta qué punto.

Analítica general para saber si los glóbulos rojos, blancos y plaquetas se encuentran afectados.
Analítica para comprobar hígado, riñón y proteínas.
– A veces se necesita también un análisis de orina. Aquí veremos la cantidad de proteína que pierde por orina cuando tenemos afectados los riñones.

 

¿Se puede curar?

Se puede tratar. Pero no curar.

Por desgracia, una vez que la cogen, no es posible eliminar el parásito de su cuerpo.
Pero se pueden controlar los síntomas, y que con un tratamientos y cuidados, como una buena alimentación, tenga una buena calidad de vida.

Se trata de mantener a tu perro lo más fuerte posible para que evitar nuevas recaídas.

Lamentablemente, es una enfermedad muy grave, y en muchos casos, si la enfermedad tarda en diagnosticarse, o ha afectado a órganos internos, el tratamiento puede no ser eficaz y podemos incluso perder a nuestro perro.

 

¿Sólo afecta a perros?

No.
Afecta a unas 70 especies diferentes de animales en todo el mundo. Entre ellas las liebres y los conejos.
Nuestros gatos también pueden infectarse, aunque es mucho menos común que en perros. Los sintomas son similares.

 

¿Puede afectar a las personas?

Sí.
Normalmente afecta a países pobres, con problemas de malnutrición. Afecta sobretodo a niños y ancianos donde su sistema inmune no funciona correctamente.

Hace unos años hubo un brote fuerte en Madrid. Aquí te dejo la noticia.

Por todo esto es tan importante la prevención de la enfermedad. No sólo para proteger a tu perro, también a nosotros. Cuantos menos animales infectados, menor posibilidad de contagio a otros animales o a personas.

 

En el próximo post hablaré de todas las posibilidades de prevencion que existen actualmente contra la leishmania.

 

 

Deja un comentario