Medicamentos peligrosos para nuestras mascotas

Medicamento

Existen muchos medicamentos peligrosos para nuestras mascotas, pero no todo el mundo lo sabe.

Queremos tanto a nuestras mascotas que queremos darles lo mejor. A veces les vemos como pequeñas personitas, incluso como niños. A mi me pasa con los míos.

Pero como veterinaria, te puedo decir que por querer darles lo mejor, les podemos hacer mucho daño por tratarlos como a nosotros.

Los colutorios y pastas dentales

La semana pasada, nuestros vecinos me comentaron que habían perdido a su gata hacía un par de meses.

Habían notado que le olía el aliento, así que decidieron lavarle los dientes con una gasa empapada en colutorio dental. Al poco de empezar a lavarle la boca, la gatita murió.

Los colutorios contienen, entre otros productos:

Flúor

Que ingerido resulta tóxico. Produce dolor abdominal, vómitos, diarrea etc.

Xilitol

Se usa como edulcorante natural. Se encuentra sobretodo en los chicles sin azúcar. En nuestros animales puede provocar un aumento de insulina, la hormona que controla la glucosa (azúcar) en sangre. Baja sus niveles, produciendo vómitos, debilidad, incoordinación, diarrea, etc. Incluso una pequeña cantidad puede llegar a ser muy peligrosa.

Nosotros, cuando nos lavamos la boca, no tragamos estos productos. Los escupimos y nos enjuagamos la boca con agua. Pero no es así en los animales. Ellos se los tragan, y ahí es donde llega el problema. Realmente no sabemos si la gatita murió por el colutorio, pero desde el punto de vista veterinario es muy posible.

El peligro del ibuprofeno

En otra ocasión, una amiga me dijo que le dio un ibuprofeno a su perrita porque se golpeó la rodilla y cojeaba. Al día siguiente estuvo con diarrea, pero se solucionó al día siguiente con dieta blanda.

Me preguntó si había podido ser el ibuprofeno. La pobre se asustó cuando le expliqué que la cosa podía haber sido mucho más grave. Seguramente no fue a más porque su perra es bastante grande y se lo dieron sólo una vez. Si hubiese sido un yorkshire el resultado hubiese sido mucho peor.

En casos leves provoca vómitos y diarreas. En casos graves, o cuando se ha usado durante mucho tiempo, o a dosis muy altas (aunque no nos lo parezca) puede resultar mortal. No sabes la gran cantidad de perritos que he visto con perforaciones en estómago e intestino. Incluso los que han muerto por peritonitis o hemorragias internas a causa del ibuprofeno.

 

En ambas situaciones estaban intentando ayudar a sus mascotas. Aplicaron lo mismo que hubiesen hecho consigo mismos. En ningún momento su intención fue hacerles daño.

Si a nosotros un día nos duele la cabeza o nos damos un golpe en un brazo y nos duele, normalmente no vamos al médico. Nos tomamos un antiinflamatorio (la mayoría de las veces el socorrido ibuprofeno) y en unas horas o como mucho al día siguiente estamos como si nada.

Es normal pensar que con nuestros animales es también así. Que si un ibuprofeno funciona con nosotros para algo simple porqué no va a funcionar con ellos.

Es cierto que muchos de nuestros medicamentos se pueden usar en animales sin ningún problema. Aunque las dosis suelen ser muy diferentes. Si los damos a la baja no hacer nada, o hacer mucho daño si nos pasamos con la dosis.

¿Harías lo mismo con un niño?

Imagínate que tienes un bebé que tiene fiebre. Le darías algo de tu botiquín sin más o llamarías antes a su pediatra para consultarle?
Habrá veces que te dirá qué tienes que darle, y otras, si considera que el problema es más grave, tendrás que pasar por la consulta. Con los animales y los veterinarios es exactamente lo mismo.

Otros medicamentos peligrosos

Paracetamol

Sobretodo en gatos. Su hígado no lo elimina, se acumula y acaban intoxicados. Se produce una oxidación de la hemoglobina, ictericia, insuficiencia hepática, etc que puede llevarles a la muerte.

Aspirina

Disminuye el tiempo de coagulación de la sangre. Si tu mascota se hace una herida o se da un golpe, se puede producir una hemorragia difícil de controlar.

Antibióticos

Es cierto que muchos antibióticos son los mismos en personas y animales, pero te aseguro que la dosis va a ser muy diferente. No es lo mismo darle a un perrito de 2 Kg un antibiótico con una concentración para sus 2 Kg, que darle uno para una persona de 60 Kg. Es una bomba. Lo mínimo que le puede pasar es una fuerte gastroenteritis. 

No te la juegues, consulta a tu veterinario

Por eso, siempre, siempre, consulta con un veterinario. Son los únicos que realmente saben qué productos se pueden usar en animales sin que les causen ningún daño.

Existen medicamentos específicos para perros y gatos por este motivo. Ajustados a su especie, peso, incluso raza. Los veterinarios están para ayudarte y para mantener a tu mascota sana. No dudes a la hora de preguntar.

 

¿Alguna vez has tenido un susto con algún medicamento? Puedes comentarlo aquí. Seguro que puede ser de utilidad para muchos.

 

Y ya sabes, si tienes alguna duda o pregunta sobre algún medicamento o sobre tu mascota en general, mándame un email en la sección de contacto.

 

 

 

Deja un comentario